19 de diciembre de 2016

EL HOMENAJE DE LOS LECHNER AL SCHINDLER CHECO

Hoy comparto algo que me ha conmovido profundamente, es la historia del padre de Federico Lechner, pianista conocido y admirado que reside aquí en Madrid.

Es posible que se nos pase por alto que las historias de la segunda guerra mundial están aún vivas y que estas memorias se transmiten de generación en generación.

Federico y sus hermanas, Karin y Coni, también pianistas, se reunieron en Praga para homenajear al salvador de su padre, Sir Nicholas Winton, más conocido como “el Schindler checo", filántropo y banquero inglés que decidió rescatar de una muerte segura a tantos niños judíos como le fuera posible. Logró salvar la vida de 669 niños gracias a seis trenes que partieron de Praga.

Lée la noticia completa en este enlace a El País: 

15 de diciembre de 2016

CASOS: UNA SECUENCIA LÓGICA DE CULPA Y CASTIGO



Es maravilloso observar cómo el abstracto se nos filtra en cuanto nos disponemos simplemente a observar.Si ya estás familiarizado con algún desarrollo de lógíca global convergente, te recomiendo leer este caso.

Es de una sesión de ayer, en la que simplemente dejamos fluir la lógica de estas memorias y reordenamos la frecuencia 67 gracias a la 44.

Si quieres aproximarte a esta perspectiva de observación, todo está listo para las CONSULTAS Y PROGRAMAS de entrenamiento Genealogy & Bio Coaching que incluyen la PERSPECTIVA LÓGICA, si lo así lo deseas.

Ahora te voy a relatar esta sesión de ayer. Todo comienza con una consulta sobre dificultad para tragar, desde el año 2009. 

En la exploración, surge esta imagen: ella está preparando las maletas de toda la famila para viajar a Disneyland París; era diciembre, así que ahora esta en síndrome de aniversario. Su emoción dominante es que tiene muchísimo miedo a que se le escape algo, mucho miedo del frío, pues quiere poner en las maletas toda la ropa que pueda, por si acaso. 

Le llega un vívido recuerdo de infancia, un día en el que iban a ir al parque de atracciones; el picnic y todo preparado, ya en la calle.... la madre avisa al padre de que suba corriendo a casa y le dice "he hecho una faena": la madre, sin darse cuenta, ha tirado a la basura todo el dinero que tanto trabajo costó ahorrar para las vacaciones. Lo guardaba en la "nevera" exactamente escondido en el cajón de la fruta, envuelto en un papel de estraza.

La asociación: preparativos de vacaciones - parque - frío - dinero... le conduce a una memoria más dolorosa aún, algo realmente inconfesable: Nunca ha reconocido que, siendo una adolescente, metió mano en un cajón de su padre buscando algunas monedas y encontró un billete de 10.000 pesetas. 

Sin pensarlo dos veces se lo llevó y lo gastó en caprichos. Cuando se dieron cuenta sus padres, ella no dijo nada... y todas las culpas y castigos recayeron sobre su hermano menor. 

Se trata de un diseño en polaridad muy interesante, ella es doble de la madre por nombre y el hermano lo es también, por fecha de nacimiento. 

Así que, se convierte en una delincuente que no confiesa su delito (67) y se pasa la vida financiando al inocente que cargó con la culpa: su hermano, quien siempre le está pidiéndo dinero (67)... y ella se lo dá sin rechistar... claro!

El temor que ella siempre siente al mirar la cuenta del banco (por si acaso no hubiera dinero) es otra impronta asociada a estos episodios. La sorpresa es que la frecuencia del nombre de su hermano es 44, la misma que la del banco donde ingresan el dinero 44, y la misma frecuencia de cajón: 44.

Añado que su hermano emigró para trabajar a Reino Unido, frecuencia 44.

En una sesión anterior, ya observamos que ella tiene una memoria de los tres años de edad, que acabó en urgencias porque se tragó unas monedas (tragar monedas 121)

Ella siempre teme que sus hijos se atraganten con algo y.... adivinad quién sacó esta memoria al llegar a Disneyland París: su hija pequeña, que hizo una laringitis 121 (laringe 67)

Si quieres acceder a esta nueva dinámica perspectiva de consulta,  y no dudes en informarte en  info@pazdelreal.com




12 de diciembre de 2016

TESTIMONIO: UN ARBOLITO DE NAVIDAD

Y como muestra, basta un botón: Hoy comparto de nuevo este ritual de la Navidad pasada, un bonito y generoso testimonio de Paula, una de mis clientes que tomó consciencia del papel relevante de los niños en el sistema familiar.

Anímate a realizar estas actividades, también con los niños, ellos saben más de lo que creéis... ¡Felices Fiestas!

"Después de la segunda sesión de mi Programa de entrenamiento con Paz, decidí explicarle a mi hija, que tiene 19 meses, cómo es nuestro árbol familiar. Ya lo tenía en mente pero no sabía cómo hacerlo de una forma divertida y simbólica, pero ya se sabe que cuando buscas, encuentras... 

En esos días, leí el post que Paz había publicado “Ritual - El Árbol de Navidad”, y decidí que, al día siguiente, en el mini-árbol de metal que había puesto en casa (que tiene enganches) iba a hacer en papel unos círculos que pintaríamos mi hija y yo y, en cada uno de ellos, iría poniendo los nombres de todos los miembros del árbol que había conseguido encontrar.

Y así lo he hemos hecho, durante dos días pintamos y escribimos a nuestros ancestros y los fui poniendo en el árbol de metal. Mientras tanto, a mi hija le iba explicando quieres eran cada uno de ellos… les contaba que mamá había encontrado un tío de la yaya que desapareció en la guerra, que tenía un tío que era doble suyo que se había suicidado (esta bola no le hizo mucha gracia)… 

Le conté quiénes eran sus tatarabuelos, tíos bisabuelos, poco a poco todo el árbol. Yo le iba dando los circulitos y le decía que les diera las gracias y un beso. 

El último día me ocurrió algo "curioso": al hacer el recuento de la gente que había puesto me di cuenta de una cosa: me había olvidado de todos los niños muertos de mi familia y de un aborto secreto.  Rápidamente, hice otras bolas para incluirlos y metí los que me faltaban. Cuál fue mi sorpresa que, al darle a mi hija la bola de tres hermanos varones de mi abuela que murieron todos a muy corta edad, no sólo no quería darles un beso, si no que se la metió en la boca, la arrugó (se rompió un poco) y la tiró al suelo...  Yo la regañé porque se había enfadado mucho y ya no quería "jugar", pero aun así acabamos el árbol, lo colocamos y les dimos las gracias a todos y les mandamos besos.

El día de mi sesión con Paz, yo le comenté lo que había pasado y empezamos la sesión por estos tres niños muertos. Resulta que podemos comprobar que mi hija es yaciente por fecha de defunción del único niño del que tengo fechas, pero le pusieron por nombre el mismo que su primer hermano fallecido, igual nombre que su padre, son dobles entre sí. Estos tres niños son los hijos varones de mi bisabuela, de la cual yo soy doble, y además también lo soy de mi bisabuelo.

Esa sesión fue muy intensa, resentí el dolor de mi bisabuela al perder esos bebes, saqué afuera el duelo y les despedí… pero aún quedaba una sorpresa.

No podía acabar mi duelo porqué aún había algo que nos unía, y ese algo era otro bebe que había muerto con 13 meses; esta vez era un hermano de mi padre, que claramente me dijo que no se quería ir porque “se quería quedar a jugar"….nadie le "había visto", en cambio yo sí le di su lugar y mi reconocimiento. Fue muy impactante, pero a la vez me quedé en paz. 

Lo bueno es que, al volver a casa de la sesión, me acordé que esa bola del árbol de mis tres tíos muertos no era la única que mi hija no aceptó, y en ese momento me vino a la cabeza: no quiso tampoco la que representaba a las hermanas de mi padre (mis tías) y me di cuenta de que me había olvidado de incluir a ese bebe fallecido, también hermano de mi padre, del que nadie habla.

Uno de mis motivos de consulta era que mi hija no podía dormir bien y yo siempre sentía en mi una profunda tristeza, que no sabía de donde venía, y además, un tremendo miedo a tener hijos y que se mueran.... ahora ya he visto de donde viene.

Le recomiendo a todo el que me lea que les explique a sus hijos quienes son sus familiares, los niños son muy puros y sus inconscientes lo entienden, pues no se cuestionan todo, como hacemos los adultos. Aquí podéis ver la foto de nuestro árbol.

Para terminar sólo puedo dar las Gracias a Paz por este camino a la felicidad y hacia la libertad, esa libertad que siempre ponía en mis deseos y que ahora comprendo porqué no la tenía."

8 de diciembre de 2016

EJERCICIO CONSCIENTE: EL ARBOL DE NAVIDAD

Si aún no lo habéis probado, os invito a un trabajo de conciencia para estos días, montar este año vuestro árbol de navidad de forma simbólica, realizando este ejercicio.  

Podéis hacerlo en papel si no tenéis espacio en casa, o bien pegado en la nevera con imanes, o el con uno que teníais olvidado en el trastero... dejaos llevar por la imaginación.

Es un gran ejercicio para que lo hagan los niños también, mientras vosotros observáis cómo lo plantean, lo llevan a cabo, qué hacen con él. Podéis guiarles contando las historias de cada familia o ancestro, añadiendo así el toque terapéutico a este ritual.

Montad el árbol con plena consciencia de cada rama, de cada pequeño detalle e historia, que será cada familia dentro del clan.

Adornad el árbol con vuestros mejores descubrimientos, colocad en él a todos los familiares que estaban perdidos, a los que habéis reencontrado, a cada uno con su propia historia.

Que todos tengan su lugar especial y, con este reconocimiento, que os acompañen durante estos días en que se celebra la Navidad, tal y como tú la entiendas.

Así, ya nunca más te sentirás solo, pues tu familia estará siempre contigo... ¿acaso no sabías que todos ellos viven dentro de ti? Sí, pero nuestro inconsciente necesita acciones en el mundo real, no le basta con los pensamientos. ¡Déjate llevar y construye tu árbol!

¡Y recuerda colocar arriba el símbolo más especial para tí, ese será tu lugar perfecto!

3 de diciembre de 2016

UN TOQUE DE PERFECCION

Las partes de nosotros que no queremos aceptar se quedan dormidas, se mustian, mientras hacemos todo lo posible por no mirarlas, para que así no nos recuerden que somos imperfectos a los ojos de aquel que nos juzga.

Cada pequeño o gran defecto, cada cicatriz, deficiencia o deformidad, puede contarnos una historia. Al principio es como un tímido susurro pero, si aprendemos a prestarle atención, se convertirá en un gran relato acerca del poder personal y de la capacidad de transformarse, o de sobrevivir.

Cuando te sorprendas juzgando la deficiencia o imperfección ajena, observa en ese espejo cuál es exactamente la parte de ti que no quieres aceptar completamente.

Aceptarte tal cual eres allana y acelera el camino de recuperación de tu poder personal perdido. Sin embargo, la aceptación no es una idea, ni tampoco un pensamiento, y no se encuentra en la mente. La aceptación es como la compasión, sólo si alguna vez la has sentido sabrás cómo se siente. 

La cantidad de atención que prestas a esa parte oculta de ti mismo, te dará una clara visión de lo tupido que es tu filtro, del permiso que te das para ser completo, con todos tus defectos incluidos, entonces y sólo entonces eres perfecto.

1 de diciembre de 2016

DICIEMBRE - Eileen Caddy

"Deja atrás el ayer y entra rápidamente en este maravilloso nuevo día, sabiendo que guarda para ti tan sólo lo mejor, y espera que sólo traiga lo mejor. 

Advierte Mi mano en todo lo que está teniendo lugar, y contempla el nacimiento del nuevo cielo y de la nueva tierra. 

No tengas temor, pues me complace darte el reino, no mañana o en algún otro momento, sino hoy. ¿Puedes aceptar que hoy puede ocurrir cualquier cosa? ¿Estás preparada para que tengan lugar los acontecimientos más maravillosos? 

Eso ayuda a que las cosas sucedan antes y te permite ver únicamente lo mejor de cada situación. De hecho, al mirar tan sólo lo mejor, ayudas a que se produzca. Mediante esta acción tan positiva creas las condiciones y el ambiente adecuados para que surja lo nuevo. Te conviertes en una especie de comadrona, dispuesta a ayudar de mil maneras a que nazca lo nuevo."

LA NUMEROLOGÍA DE IKER CASILLAS

EL INFARTO Y EL ACÚFENO Estaba redactando un post para mi nuevo blog. Se trata de un caso de acúfenos que mi cliente tiene desde hac...