30 de julio de 2014

CONSULTORIA BioBUSINESS PARA EMPRESARIOS Y EMPRENDEDORES


Hoy quiero compartir con vosotros uno de los casos que con más frecuencia trabajamos en Consultoría BioBUSINESS para profesionales, empresarios y emprendedores.

Cuando trabajamos en consulta con profesionales, uno de los aspectos más anclados en el transgeneracional es el de “PROHIBIDO VENDER”.

En general, suelen ser programas para reparar al empresario que nunca estaba en casa, padre viajero y con una doble vida, o bien fortunas hechas a cambio de un alto precio, como por ejemplo el abandono de la familia, la ausencia de ética profesional, la mentira, etc. 

Además, también solemos encontrarnos con los programas de ruina y pobreza, ya que algunos ancestros pueden haberlo perdido todo durante las guerras, por envidias y complots, o bien haberse jugado la empresa, la finca, incluso la mujer, en apuestas, partidas de cartas, etc.

Tras estos programas se ocultan personas muy valiosas, verdaderos talentos comerciales, que se limitan a estar en el escaparate para que les compren.

Uno de estos casos es el de una mujer empresaria que no sabe ni quiere vender, para ella vender significa mentir, engañar, ofrecerse…. Hay una larga lista de verbos tras estas estructuras de creencias. Ella no sabía que VENDER no es más de CUBRIR UNA NECESIDAD DEL OTRO.

Revisando su árbol, toma consciencia de que su bisabuelo hizo la fortuna familiar vendiendo, pues era un empresario comerciante de productos de la época, y su hija, la abuela de la consultante de la cual es DOBLE, no debió verle mucho por casa.

Incluso, el mandato que fue anclado por su padre en su inconsciente es: "ESTUDIA! ¿o quieres ser dependienta de El Corte Inglés?"  Lo más triste es que ella ha estudiado mucho, muchísimo pero, para cumplir esta profecía, simplemente se ofrece y le van a comprar a su negocio, nunca ha salido al mundo para vender sus productos o servicios, cumpliendo así la profecía paterna.

Si tienes un negocio con problemas, si dudas ante la idea de emprender tu sueño, te recomiendo que antes de todo realices tu Estudio Transgeneracional, en modo presencial en Madrid, o en todo el mundo por skype o hangout.

28 de julio de 2014

ACTUALIZACIONES EN LA PÁGINA WEB

¡Estamos actualizando la página web oficial...espero que os gusten los cambios!

Ahora podéis compartir los contenidos en vuestras redes sociales!

Pincha en este enlace.... ¡¡GRACIAS!!



25 de julio de 2014

SOBRE PROYECCIONES Y SOMBRAS - Marie Louise Von Franz

"El futuro de la humanidad depende de la rapidez y el alcance con que los hombres individuales aprendan a separar sus sombras de los otros y a restituirlas honrosamente dentro de sí mismos". C.G.Jung
La raíz que permite entender la proyección es "despojarse hacia afuera". Nos despojamos de algún rasgo de carácter y lo vemos como perteneciente a alguien otro. Es bien conocido que todo aquello que inconscientemente reprimimos, nos parece como si no existiera: todo ese material inconsciente aparece entonces como perteneciente a alguna persona u objeto fuera de nosotros.

C.G.Jung definió la proyección como "una transferencia inconsciente, es decir no percibida e involuntaria, de elementos psíquicos subjetivos sobre un objeto exterior. El proyectante percibe en el otro algo que no se encuentra en ese otro o solamente muy poco".

Cuando se nos reprocha o censura cualquier cosa, o hacemos algo que sentimos equivocado, nuestra primera reacción, en la mayoría de los casos, es culpar al otro. ¿Cuantas veces nos lavamos las manos y echamos toda la responsabilidad sobre los demás? Cada quien esta convencido que actúa por el bien de su grupo, su pueblo, su país ... el infierno esta empedrado de buenas intenciones .... Algunos tienen dudas, pero en general ignoran su estructura psíquica propia y la de sus oponentes, especialmente sus propias motivaciones a menudo inconscientes. No se toma en cuenta "el otro lado", el oscuro, como fuente de actividad en sí mismos y en otros, que juega un rol tan decisivo en la existencia humana. Tenemos la tendencia de juzgar a los otros a través de nosotros mismos y en consecuencia si no nos conocemos somos susceptibles de llegar a conclusiones falsas sobre los demás: cada quien se crea así una serie de relaciones más o menos imaginarias provenientes esencialmente de tales proyecciones. En esas relaciones imaginarias, el interlocutor exterior se vuelve una imagen o un soporte simbólico.

A pesar de que todos los contenidos de nuestro inconsciente son proyectados de esta manera sobre quienes nos rodean, no los reconoceremos como proyecciones sino cuando reconozcamos al mismo tiempo que son nuestros propios rasgos de carácter: de lo contrario quedaremos ingenuamente convencidos que esos rasgos de carácter son los de quienes nos rodean (el objeto en sí mismo).

El agua es el símbolo más frecuente del inconsciente. Quien mira en el espejo del agua percibe en primer lugar su propia imagen. Quien va hacia sí mismo corre el riesgo de encontrarse a sí mismo. El espejo no alaba, muestra fielmente lo que mira a saber: el rostro que no mostramos jamás al mundo, porque lo disimulamos con ayuda de la persona, de la máscara del comediante. El espejo se encuentra detrás de la máscara y desvela el verdadero rostro. Es la primera prueba de valor en el camino interior de conocerse a sí mismo, prueba ésta que es suficiente para asustar a la mayoría, porque el encuentro con sí mismo se constituye en aquellas cosas desagradables a las que uno se sustrae mientras se tiene la posibilidad de proyectar sobre el entorno todo lo que es negativo. Si uno llega a ver la sombra propia y soportar saber que existe, una pequeña parte de la tarea está cumplida: por lo menos se ha suprimido el inconsciente personal.

Pero la sombra es una parte viva de la personalidad, y quiere participar a esa vida de cualquier forma. No la podemos apartar o convertirla en algo inocuo a través de razonamientos sutiles. Se trata de un problema difícil porque no solamente pone en primer plano al hombre entero, sino que le recuerda al mismo tiempo su desamparo y su impotencia.Las naturalezas fuertes - ¿o bien hay que llamarlas débiles? - no aman esas alusiones personales; prefieren inventarse heroicamente algún más allá del bien y del mal cortando el nudo gordiano en vez de desatarlo.

El encuentro consigo mismo significa en primer lugar el encuentro con la propia sombra. La sombra es una garganta, una puerta estrecha cuyo penoso estrangulamiento no pueden evitar ninguno de los que descienden en el pozo profundo. Es entrar en contacto con una pauta que tiene a su disposición todas las energías que el hombre ha despreciado, rechazado o ignorado conscientemente de sí mismo. Es con esto que uno se encuentra cuando el ser humano se ubica entre sí mismo y su propia luz: las oscuras y rechazadas fuerzas que pugnan en la sombra del inconsciente, por así decir, cuchillo en mano, exigiendo venganza por todo lo que el hombre y sus culturas han sacrificado conscientemente, fuerzas reales y lo suficientemente activas para no dejar lugar a elucubraciones racionales y escolasticismos.

Todo el mundo quiere la Paz y todo el mundo se prepara para la guerra según el axioma: si vis pacem para bellum. La humanidad no puede nada con respecto a la humanidad y los dioses más que nunca, le muestran los caminos del destino. Hoy somos los dioses "factores" palabra que viene de facere o hacer. Los hacedores se encuentran tras los bastidores del teatro del mundo. Igual es en lo grande como en lo pequeño. En la consciencia somos nuestros propios dueños, somos así parece, nosotros mismos "los factores". Pero si franqueamos la puerta de la sombra, nos apercibimos a nosotros mismos con temor, constatando que somos los objetos de los factores. Saber esto es francamente desagradable, porque nada decepciona más que el descubrimiento de nuestra incapacidad, debido a que la supremacía de la consciencia ansiosamente afirmada y preservada, se encuentra puesta en duda, y es mejor estar informados de lo que nos amenaza. Plantear correctamente la pregunta es resolver la mitad del problema. En todo caso, sabemos entonces que el más gran peligro que nos aguarda, proviene del carácter imprevisible de la reacción psíquica. Por esta razón, los espíritus clarividentes han comprendido desde hace ya tiempo, que las condiciones históricas exteriores, de cualquier naturaleza que sean, no son mas que ocasiones de peligro que amenazan realmente la existencia, a saber, las irracionales quimeras políticas y sociales, que deben ser vistas no como consecuencias necesarias de condiciones exteriores, sino de decisiones del inconsciente.

Estas fuerzas demuestran como toda nuestra historia es un proceso que se desarrolla a dos niveles: uno consciente y otro inconsciente: uno manifiesto y otro latente. El nivel manifiesto proporciona todas las justificaciones racionales plausibles y las necesarias excusas para las guerras, las revoluciones y los desastres infligidos a los hombres en sus vidas colectiva y privada. Pero es en realidad en este otro nivel, el nivel latente, donde se ha de encontrar, disfrazados, a los verdaderos instigadores y conspiradores contra una dominación consciente demasiado rígida y estrecha. Allí orgullosos, iracundos y rebeldes, se mueven los hombres y las mujeres en el nivel visible: como títeres en determinadas pautas de su vengativa actividad, como si un imán condicionare desde abajo un campo de limaduras de hierro sobre una mesa.

Es por esto que todos los hombres tienden a convertirse en aquello a lo cual se oponen: es la oscilación de los opuestos de que habló Heráclito ...

Este mecanismo de la sombra se encuentra en el fondo de las discriminaciones y persecuciones étnicas, políticas, religiosas, etc... que se han producido en la historia. Esta es la raíz de toda construcción hostil de imágenes, de consignas, las pintadas en las fachadas, las polémicas exacerbadas de la prensa y la televisión, los fanatismos ideológicos, religiosos y políticos, saturada de proyecciones y que pueden desembocar en conflictos y situaciones de guerra. Se habla mucho hoy de explicar las estructuras de esas imágenes cargadas de hostilidad pero los mecanismos que las accionan no son comprendidos. Jung demostró de una manera irrefutable como este mecanismo de la sombra se encontraba en el fondo del fenómeno de la persecución de los judíos en la historia; como durante siglos los cristianos culparon de su propio rechazo del verdadero significado de Cristo a los judíos que lo habían crucificado, ignorando como ellos volvían a crucificarlo diariamente en sus propias vidas; también fue la explicación de Hitler y su persecución de los judíos. Por lo tanto este rol de la sombra en la vida del individuo, en la vida de la civilización y en la realidad de la religión, constituyó una de las más profundas preocupaciones de Jung. Lo recuerdo expresando claramente que el individuo que separa su sombra de su prójimo y la encuentra en sí mismo y se reconcilia con ella como con un hermano alejado, está cumpliendo una tarea de gran importancia universal. El añadía que el futuro de la humanidad depende de la rapidez y el alcance con que los hombres individuales aprendan a separar sus sombras de los otros y a restituirlas honrosamente dentro de sí mismos.

Sería mejor que cada quien, a su nivel, tome consciencia de sus propias proyecciones, aceptando su lado oscuro, aceptando lo que es, lo cual produce una ampliación de la personalidad. Este retiro de las proyecciones, produce un abatimiento psíquico (hay quienes dicen depresión) porque no se trata de algo placentero y el hombre natural que está en nosotros hace todo lo posible para esquivarlo; pero esta es la única vía por la que podemos salir de la crísis en la que nos encontramos.

Por este camino, el hombre se convierte en una gran tarea para sí mismo ya que al ir conociendo lo que es, cada vez menos podrá decir que "ellos" hacen esto o aquello, que "los otros" están en el error y que hay que combatir"los". Se va llegando al reconocimiento de que todo lo que anda torcido en el mundo actúa y lo está también en uno mismo. Solo en uno mismo se puede cambiar alguna cosa, en los otros casi nunca, esto es bien conocido.

En síntesis, no vemos al mundo tal cual es sino tal cual somos. Somos portadores de todo aquello que especialmente nos indigna y molesta de los demás." 

Marie Louise Von Franz

21 de julio de 2014

LO FEMENINO vs LO MATERNAL

Es muy interesante destacar el papel ancestral de las mujeres como madres... ¡estamos comenzando a corregir el rumbo!  

(Extractos del libro ¿Cómo pagamos las faltas de nuestros antepasados? de Nina Canault Desclée de Brouwer)

"En una obra reciente titulada "Lo femenino del Ser", Annick de Souzenelle rompe a trozos el cuento falaz y humillante de la creación de Eva a partir de un trozo de hueso arrancado al pecho de Adán. 

Volviendo al texto original en hebreo del Génesis, revela como Dios no quiso dar a Adán una sirvienta, quien paga su inferioridad desde hace milenios, sino poner a su lado la otra cara de sí mismo, este “Yo es otro” cantado por Rimbaud. “Nuestros traductores, dice, leyeron con sus gafas de exiliados”, con “los ojos de la exterioridad” este mito de nuestra encarnación sexuada, piedra angular de nuestra civilización.

Con esta nueva lectura, se impone un descubrimiento de gran tamaño: el pecado original que envenena la sexualidad de los Occidentales desaparece en beneficio de algo nuevo: lo femenino. Lo femenino no es la mujer ya que de todos modos está en el hombre, sino que la mujer posee una parte de este femenino, que la caracteriza y que debe asumir. A este femenino de la mujer vamos a referirnos ahora.

¿Es lo femenino asimilable a lo maternal y equivale ser una mujer a ser una madre? Esta confusión de los papeles y géneros está presente por todas partes en nuestra cultura.

No duda Didier Dumas en situar la relación cultural con la feminidad como uno de los “barómetros” de la evolución humana: “la evolución espiritual del ser humano, dice, está totalmente vinculada con el estatuto que damos a la feminidad, tanto la del hombre como la de la mujer.

Lo femenino es la apertura a lo que viene del exterior. Es lo que acoge el misterio, lo desconocido. En nuestra cultura, es la Virgen acogiendo el misterio que la religión llama Dios. Sin esta apertura a las energías de lo desconocido y del misterio, no veo cómo el ser humano podría volverse adulto, gobernar su vida y evolucionar. Los cielos de los cuales habla la Biblia, no se refieren al cielo material sino a “otra realidad” de la cual hablan los místicos y los chamanes. En psicoanálisis, es lo que se llama inconsciente, y la escucha es femenina. La feminidad es pues para mí lo que, en cada ser, deja sitio para la escucha, el diálogo con el inconsciente y el misterio de lo que somos.

Entonces, ¿porqué fue la mujer la víctima propiciatoria en la mayoría de grandes civilizaciones? En la nuestra, en la Edad Media, la mujer sólo podía ser mala, ya que el pecado original estaba atribuido a Eva. 

Sólo pudo obtener un estatuto de ser humano total a través de la figura de María. Entonces, fue reconocida socialmente como madre. Y socialmente, debe seguir siendo madre y no decir una palabra del sexo, en que se basa el placer de la vida. De aquí, la clásica dicotomía entre la MAMÁ, sin sexo, adulada, cuya figura emblemática es la Virgen, y la mujer que goza, es decir la PUTA, objeto de placer, que no tiene derecho a existir en el seno de una familia. Aquí está el aspecto más pérfido de nuestra herencia en materia de sexualidad. Porque una madre que sólo es madre y no puede revelarse como mujer a sus hijos, obligatoriamente hace de ellos unos neuróticos.

La identidad de la mujer no es lo maternal, y hay que ver en esta confusión entre maternal y femenino, el poder de un matriarcado oculto y devastador que, sustituyendo al hombre por el niño, tiende a hacer de éste el único objeto de gozo valedero. En nuestra época es el mayor problema que se encuentra al nivel de la salud mental de los niños: permitir a sus respectivas madres poder ser mujeres, manteniéndose madres a la vez.

En la sucesión de las generaciones, la negación de la feminidad se paga, en efecto, muy caro. Es una hipoteca considerable sobre la salud de los linajes. Está en el origen de la histeria femenina y, cuando el odio de la feminidad se transmite de madre a hija, por el hecho de que hace a la mujer dependiente del hombre, sus efectos, primero subterráneos, siempre son devastadores, y se hacen sentir ya en la tercera generación."

12 de julio de 2014

UN CASO DE CANDIDIÁSIS INTESTINAL

En este caso, la consultante llega con un diagnóstico y dos tratamientos prescritos, uno alopático y otro de naturopatía. Lo más importante para tomar consciencia del sentido biológico de un síntoma es conocer las funciones del órgano o tejido comprometido, así como la intención positiva de estos microorganismos.

La cándida, en un estado de equilibrio biológico, realiza un excelente trabajo en el organismo, porque es la levadura limpiadora de los deshechos intestinales. Cuando las bacterias de nuestra flora intestinal son destruidas, debido a toma de fuertes antibióticos, estrés, y otras causas, como la que veremos en este caso, se producen muchos desechos, demasiados... así que la población de cándidas aumenta para "comerse" esas sustancias de deshecho, su fuente de alimentación.

Este desequilibrio crea una superpoblación de cándidas que, en su afán de limpieza, pueden filtrarse a través del intestino e invadir el organismo. Si piensas de forma simbólica, te darás cuenta de que el trabajo de las cándidas es limpiar "comiéndose a los muertos".

Con esta información, obviamente le indico a la consultante que buscamos muertos... ¿quienes son?...

En principio me dice que no se ha muerto nadie, un rato después le hago ver que es doble de sus abuelos maternos, y cuando le hablo de abuelos, me dice entre sollozos que no son esos, que siempre está pensando en sus abuelos paternos.

Y esta es la historia: Cuando era casi una niña, se llevaron a los abuelos a una residencia porque ya no podían hacerse cargo de ellos, dada su edad avanzada y sus problemas de salud. Los abuelos vivían en la casa de ella, con sus padres y le daban mucho cariño. Confiesa que les echa tanto de menos que aún no se ha perdonado a si misma por no haberles visitado nunca en la residencia. Aunque era una adolescente, no podía soportar que estuvieran allí, el dolor era más grande que el impulso de verlos, y recuerda cómo se les iluminaba la mirada cuando veían a su nieta favorita...pero ni aún así fue a verlos... Y pasaron los años, hasta que fallecieron los dos ancianos. 

Le confieso que no es consciente de que se ha guardado a los abuelos muertos dentro de su tubo digestivo... mientras ella va soltando su resentir y poniéndolo contra tu padre y madre, responsables al fin y al cabo de la decisión de llevarles a una residencia, se da cuenta de algo MUY IMPORTANTE: ¡ESTOY COMIENDO EN LOS PLATOS DE MIS ABUELOS, me llevé esos platos a casa y son los que uso para comer....

Así, ha estado comiéndose a los abuelos en cada bocado. 

Hay otros factores determinantes que veremos más adelante. 

Es sorprendente como nuestro inconsciente resuelve a cualquier precio todos aquellos conflictos que no somos capaces de abordar. Esperamos la evolución de este tratamiento. 

Recuerda que, si necesitas información sobre tu caso personal, puedes pedir el protocolo de preparación de una sesión  en la sección CONSULTAS-CITA PREVIA

5 de julio de 2014

TESTIMONIO DE UNA MADRE SOBRE SUS ABORTOS

Hoy comparto y agradezco el envío de este testimonio de una madre que vive con mucha ira, situación que expresan sus hijos en sus conductas diarias.

En la exploración, confiesa que tuvo que someterse a varios abortos que todavía le pesan, pues no ha expresado sus emociones.

"Me he dado cuenta de que mi marido no quería tener hijos. Que yo, cuando me quedaba embarazada, representaba para él una carga ya que no podía seguir follando, así que la solución era quitarse a los hijos de encima. Cada vez que me quedaba embarazada, mi marido no lo quería, le costaba aceptarlo y yo, sin rechistar, asumía la decisión que tomaba él, y yo pasaba por circunstancias tan desagradables, indeseables, como abortar.  Yo abortaba y él ya estaba dispuesto a seguir follando. De hecho al final se hizo la vasectomía para poder seguir follando tranquilamente. 

Hay muchos comportamientos que he vivido sin querer debido a los programas que he llevado: tener sexo sin amor, cuando eso conlleva tener hijos, los hijos son un estorbo para la pareja, la pareja decide que abortamos y yo acepto, sin oposición, me callo y trago con lo que me dicen que hay que hacer.

He aprendido que al liberar toda esa rabia que tenía dentro, tengo fuerza para salir adelante de cualquier situación que se me presente. Que tengo la energía que me transmite mi padre, para tomar decisiones adecuadas a lo que yo crea mejor para mí. Que yo soy la importante, que yo soy capaz de imaginarme mi vida como a mí me gusta y crearlo, en movimiento, haciendo cosas que no se queden en un debería, o en un tengo que…

Siento mucha felicidad al reconocer a mis hijos no nacidos, mucha tranquilidad, mucha paz al despedirme de ellos. También ha cambiado algo con mi marido, después de desahogarme de todo el rencor que le tenía guardado por haberme hecho pasar por esos abortos. Anoche fue distinto como que ya no tenía rabia dentro de mí. Era como que ahora tengo a mis hijos reconocidos por mí y que no me importa lo que piense él, o lo que sienta. Lo que me importa es que yo sí los quiero y se lo he dicho y me he quedado muy tranquila y en paz."

LA NUMEROLOGÍA DE IKER CASILLAS

EL INFARTO Y EL ACÚFENO Estaba redactando un post para mi nuevo blog. Se trata de un caso de acúfenos que mi cliente tiene desde hac...